Cómo empezar a cuidarte sin morir en el intento

Cuando nos entra la motivación.

Cuando tenemos ganas de empezar a cuidarnos, de un cambio, puede que nos entren las prisas y con ello, muramos en el intento.

Hoy os traigo algunos consejos para empezar a cuidarte, que disfrutes del camino y sobretodo, que consigas tu objetivo, para siempre.


  • No tengas prisa. Entiende que se trata de un camino, no una carrera. Un cambio para siempre y cambiar hábitos adquiridos durante años, lleva su tiempo pero te aseguro que haciendo las cosas bien, a tu ritmo y sin prisas vale la pena. Recuerda que lo que rápido viene, rápido se va.

  • Márcate objetivos realistas y dentro del gran objetivo pequeños objetivos para lograr tu objetivo final. Si tu objetivo es bajar 10kg de grasa establece este objetivo como el gran objetivo, el objetivo principal pero para llegar a bajar estos 10kg debes marcarte pequeños objetivos que te acercarán a él. Un ejemplo es que te marques bajar 2kg de grasa el primer mes, de esta manera, cuando observes que has sido capaz, que ha sido un objetivo realista y que lo has logrado te motivarás y querrás ir a por más. En cambio, si te hubieras marcado bajar 10kg en un mes (un objetivo poco realista) y pasado este mes te das cuenta que no lo has conseguido tu motivación bajará, te frustrarás y acabarás desistiendo.

  • Ponte en manos de un profesional. No tengas miedo de pedir ayuda. Rodéate de grandes profesionales, que se adapten a tu objetivo, a tus gustos, a tu cultura y que sientas que son las personas adecuadas para lograrlo.

  • No creas que menos es más ni que más es mejor. Con ello me refiero a que, no creas que la solución es comer menos y que practicar largas horas de ejercicio te ayudarán a lograr tu objetivo más rápidamente. La clave para conseguirlo está en la dosis y llevar un plan adaptado y personalizado a cada caso.

  • Disfruta del camino, conviértelo en tu estilo de vida. Si disfrutas del proceso lograremos que sea un cambio de vida para siempre y no tendrás que "hacer dieta" nunca más porque se habrá convertido en tu día a día, el estilo de vida con el que te sientes bien, el que te hace feliz, el que te da la energía que necesitas, esa vitalidad, buenas digestiones... y lo último en lo que estarás pensando es en dejarlo de lado. Entiende que esto es un cambio para siempre, sin fecha de caducidad. No se trata de empezar un plan durante unos meses y olvidarnos una vez hemos logrado nuestro objetivo.

  • Hagas el plan que hagas, que sea un plan que se adapte a ti. Haz el plan que se adapte a tu estilo de vida, a tus gustos y objetivo. No sigas el plan que le ha funcionado a tu amiga porque ese es el que le ha funcionado a ella pero nada tienen que ver sus gustos, objetivos, necesidades ni requerimientos con los tuyos.

  • No tengas miedo a ningún macronutriente. Disfruta de todos y cada uno de ellos. Confía en el profesional que está a tu lado y demuéstrate que todo lo que llevamos años creyendo son mitos que tenemos que desmontar juntos. ¡Ni los carbohidratos engordan por sí mismos ni tenemos que dejar de consumir grasas!

  • No te machaques en exceso. Recuerda que es importante darte un respiro y que lo que realmente marcará la diferencia será lo que haces el 90% del tiempo.

  • Deja de lado el sedentarismo. Mantente activ@. Puede que estés llevando una alimentación de 10 pero observes que no estás avanzando como te gustaría. Empieza a moverte. Hazlo progresivamente. Si actualmente no entrenas, márcate un objetivo de 3 días a la semana. Si únicamente andas 5000 pasos diarios márcate el objetivo de subir a 6000 pasos e ir aumentando cada semana.

  • Descansa, medita. Tan importante es una correcta alimentación y una buena actividad física como descansar, meditar y tomarnos tiempo para nosotr@s. Un correcto descanso nos ayudará a cargar pilas, que nuestros músculos puedan crecer, mejorar nuestra composición corporal y que podamos afrontar un día más con ganas, con la mente clara y la energía necesaria para entrenar fuerte. Meditar, practicar yoga y técnicas de relajación nos ayudará a interiorizar, conectar con nosotr@s mismas, bajar los niveles de cortisol y aclarar nuestras ideas.



137 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo